Usted adquirió un local hace unos años, y lo ha estado alquilando hasta ahora. No obstante, recientemente el arrendatario se ha ido y, ante la situación económica actual, no cree que pueda volver a arrendarlo de momento…

Sigue en alquiler. Usted adquirió el local hace unos años en un polígono de su localidad. Al principio no le costó alquilarlo, ya que había mucha demanda. No obstante, ahora muchas empresas han cerrado y hay muchos locales vacíos, por lo que duda que consiga alquilarlo a corto plazo. ¡Atención! Aunque crea que las posibilidades de alquilar son remotas, no deje de intentarlo. Así no pagará más impuestos de la cuenta.

IVA de gastos de mantenimiento

Mantenimiento. Aunque su local esté cerrado, usted deberá seguir haciendo frente a costes relacionados con su mantenimiento, soportando un

IVA del 21% (servicios de limpieza, mantenimiento, reparaciones que lleve a cabo, etc.). ¡Atención! Pues bien, sepa que según una reciente consulta de Hacienda podrá deducirse y recuperar dicho IVA soportado (solicitando su devolución a final de año) si acredita que, aunque el local esté vacío, usted lo está intentando alquilar.

IVA deducible. Según Hacienda, cuando el local ya ha estado destinado al alquiler y ha generado el derecho a deducir el IVA, dicho derecho sigue existiendo aunque se dejen de obtener ingresos por causas ajenas a la voluntad del arrendador. Apunte. Para ello, debe acreditarse que se sigue teniendo la intención de arrendar. Vea algunos ejemplos de cómo probar dicha intención:

Con un contrato firmado con un agente inmobiliario para que éste busque arrendatarios.

Con anuncios en prensa o páginas web especializadas en las que ofrezca el local en alquiler.

Que el local se mantenga en condiciones óptimas para el desarrollo de la actividad a la que va destinado (en este caso, el alquiler).

Otros gastos. Aunque Hacienda no lo dice expresamente, siguiendo este criterio, usted también podrá deducirse el IVA soportado en otros gastos derivados de la tenencia del local o relacionados con el alquiler: gastos de luz, teléfono y agua (aunque no haya consumos y sólo deba hacer frente a las cuotas mínimas), costes de la gestoría que le confecciona las declaraciones, etc.

Comentario

IVA de la compra. Si además hace menos de diez años que adquirió el local y tuvo que satisfacer IVA por dicha compra, seguir ofreciendo el local en alquiler aún le interesa más. ¡Atención! Si no lo hace, además de no poder deducirse el IVA de los gastos de mantenimiento durante el tiempo en el que el local siga vacío, Hacienda podría exigirle que devolviese parte del IVA que se dedujo al comprar el local.

Período de regularización. Recuerde que los inmuebles que se adquieren soportando IVA en su compra están sometidos a un período de regularización de diez años (el año de compra y nueve más). Durante este tiempo, si quedan vacíos y no se destinan a una actividad que dé derecho a deducir el IVA (en este caso, el alquiler), es preciso devolver, por cada año que quede hasta cumplir el período de regularización, una décima parte del IVA deducido en la compra. Apunte. Para evitarlo, recopile pruebas conforme está intentando alquilar el local (al menos hasta que transcurra el período de regularización). Así evitará el riesgo de que Hacienda le exija la regularización indicada.

 

Las desahucios cayeron en Castilla y León en el primer trimestre del año un 38,6%, al pasar de las 528 de los tres primeros meses del pasado año, a las 324, según datos ofrecidos ayer por el Instituto Nacional de Estadística. A nivel nacional el descenso fue del 36,7%, hasta las 11.278 ejecuciones.
De las 324 viviendas hipotecadas en la Comunidad, 289 eran de segunda mano y 35 eran nuevas. Además de las viviendas, en el primer trimestre se ejecutaron en Castilla y León un total de 792 fincas, de las que 160 fueron rústicas y 86 solares urbanos.

Las comunidades con mayor número de certificaciones por ejecuciones hipotecarias sobre el total de fincas en el primer trimestre son Andalucía (5.479), Valencia (3.349) y Cataluña (2.113). Por su parte, La Rioja (93) y Navarra (103) registraron el menor número, informa Ical.

De las 19.354 ejecuciones hipotecarias iniciadas en España sobre el total de fincas este trimestre, el 58,2 por ciento corresponde a ejecuciones hipotecarias de viviendas. En el caso de viviendas, Andalucía (3.144), Valencia (2.339) y Cataluña (0.022) registran el mayor número de ejecuciones. Por su parte, La Rioja (54) y Navarra (61), los menores.

Tomando como referencia las hipotecas constituidas en el periodo 2003-2015 sobre el total de fincas, el 0,14% de las hipotecas constituidas en España han iniciado una ejecución hipotecaria en el primer trimestre de 2016. Murcia (0,25%), Andalucía (0,2%) y Valencia (0,18%) registran los valores más altos. Por su parte, País Vasco (0,03%) y Cantabria (0,06%) presentan los más bajos.

En el caso de las ejecuciones hipotecarias de viviendas, el 0,12% de las hipotecas constituidas sobre viviendas en España en el periodo 2003-2015 iniciaron una ejecución hipotecaria en el primer trimestre de 2016, porcentaje que en Castilla y León fue del 0,07%.